miércoles, 23 de diciembre de 2009

¿El mundo se va a acabar?

Con todo esto del 2012 y las predicciones Mayas, el calentamiento global, la carencia de petróleo y la destrucción de la humanidad por el mismo hombre; este tema está de moda. ¿Realmente alguien le teme al fin del mundo? ¿En verdad creen que ocurrirá pronto?

Eliminando a quienes creen que en el 2012, el nuevo ciclo nos partirá la madre a todos, y que será por uno o varios desastres naturales; la verdad es que me asombro de quienes piensan que la humanidad verá su fin pronto.

Si algo ha demostrado el ser humano es su ambición, su orgullo, esa hambre de más. Medios de transporte más rápidos, una comunicación global, mejores alimentos, mejores atletas, más conocimiento. Esta característica de muchos seres humanos no podrá permitir que el mundo se termine, ¿ante quién podrá entonces presumir su supremacía?

Una vez que se termine todo el petróleo del mundo, ¿en verdad se caerá en el caos? Ya existen medios de transportes que no utilizan derivados del petróleo, y así como se sustituyó a las máquinas a vapor, las máquinas y productos a base del líquido negro, se verán remplazados.

Algunos cuantos ya se están encargando de ello, pero vamos, aún queda suficiente oro negro por monopolizar, y al cual sacarle jugo.

A menos que ocurra algo parecido a lo que extinguió a los dinosaurios, estoy tranquilo; el ego del ser humano es tan grande que se levantará, inclusive, de un atroz desastre natural. Ya lo ha hecho.


1 comentario:

Oscar Luján dijo...

Si para lucrar con el fin del mundo los gringos hicieron una película,,, es porque ni ellos se la creen (La mejor escena: "¡Suban al auto!" "¡No, debajo de la mesa estamos bien!",,, jajaja,, si la vieron, saben de que hablo, y comprenderán porque es imposible tomar en serio estas cintas)... como adicto al cine y a los videojuegos he visto infinidad de visiones apocalípticas que muchos en su vida imaginarían (Mi favorita: disolviendonnos en el liquido de la vida de lillith con la vision de nuestro ser amado ante nuestros ojos,,, eso es dantesco y romántico al mismo tiempo. Y la versión más culera: una donde nos criogenisamos para sobrevivir mientras el planeta se recupera de todo lo que se le ha hecho,,,nombre, si no tenemos madre),,, pero bueno,,, yo le paso un texto que se publicó hace mucho en una revista, y que está pegado en la pared de mi recámara,,,seguro será de su agrado (tiene sus años, por si ve info pasada de moda):

Apocalip-tips

La obesión de que el mundo se acabe de un día para otro no deja de quitarle el sueño a millones de terrícolas. Aquí les pasamos unos consejos para que El Día Después de Mañana no los agarre de sorpresa:

1.- No guarde la calma, no es necesario; después de que esto suceda, nadie le echará en cara que usted se puso como histérica(o).

2.- Abra las llaves del gas, encienda cigarrillos a la menor provocación, prenda todos sus aparatos eléctricos. Ya iniciado el Fin del Mundo, no podemos permitir que éste falle.

3.- Tenga listo un amparo, por aquello del Juicio Final (asesórese con el Jefe Diego, con el Divino, o con Romero Deschamps).

4.- Olvídese de ese viejo estribillo de "¡a comer, y a chupar, que el undo se va a acabar!". Si esto pasara, deseará no haber comido mucho, y mucho menos bebido.

5.- ... Es mejor traer los pantalones secos en el fin de los tiempos.

6.- Si presiente que va a ser el fin del mundo, llévese un paráguas (por si se cae el cielo).

7.- Lleve siempre con usted un amuleto de cada religión, incluso de las más chafas. Uno nunca sabe qué clase de Dios habrá de juzgarlo en el Juicio Final.

8.- Consiga tapones para los oídos. Dicen que las siete trompetas del Apocalipsis serán sumamente ruidosas.

9.- "Cierren puertas y ventanas y escondan a sus hermanas" (Rockdrigo dixit).

10.- Los días previos al cataclismo practique, durante sus visitas al baño, el desprendimiento que hace el alma del cuerpo.

11.- Si el fin del mundo resulta ser como una película y comeinzan los créditos finales, no se vale morirse antes de que aparezca la palabra "FIN".

12.- Tenga listas sus últimas palabras: "¡Jerónimo!", "¡Viva México, cabrones!" o "Se los dije...¡idiotas!".

13.- No olvide apagar la luz.