domingo, 2 de agosto de 2009

Dialéctica

Tesis + Antítesis = Síntesis

Simple fórmula que es la base de la comunicación, gracias a ella se puede entablar un diálogo. La persona A dice algo, la persona B responde y se logra una interacción que, al final, produce conclusiones.

¿Pero qué ocurre cuando la antítesis nunca llega? Un monólogo eterno puede producirse, un diálogo esperado que nunca llega, esa respuesta que puede decidirlo todo, jamás se hace presente. Es inútil anhelar esa conversación cuando la otra persona no está dispuesta a otorgarla, sin embargo solemos ser tercos, es tanto el deseo de dicha retroalimentación que nos empeñamos tanto en lograrla que al final los únicos logros son ampliar nuestro vocabulario y cansar nuestra boca o dedos.

Existen dos alternativas para impedir un diálogo, el silencio y la negativa. Dolorosa la primera porque crea incertidumbre, la segunda al menos deja en claro que no se tiene intensión de llegar a la síntesis. Ambas producen malestar pero el silencio a la vez crea esperanza, que es una de las cosas más peligrosas en este mundo.

¿Es tan difícil negarse a entablar un diálogo? Parece que para la idiosincrasia mexicana sí, preferible dar antítesis vagas o callar, antes de marcar una negativa. Simplemente lamentable.

2 comentarios:

LAzlo LOzla dijo...

mmmm no se porro tu analisis de la la dialectica "deja mucho q desear" o en mejores palabras es muy vaga desde el hecho que la dialectica no solo es responder en una conversacion o dialogo, es un metodo cientifico en donde se toma el trabajo de alguien y atraves de ese trabajo se mejora y se le da un plus. Ejemplo en electronica se crearon los chips, alguien tomo ese trabajo y se creo la nano tecnologia, asi en realidad trabaja la dialectica entre otras muchas cosas.

Oscar Luján dijo...

Las drogas destruyen, estimado porro, ya no fumes de esa...