jueves, 8 de octubre de 2009

Nece$idade$ Fi$iológica$

Si usted cree que hacer el amor, tener relaciones sexuales, tener sexo, o como quiera llamarle al coito, es una necesidad fisiológica, continúe leyendo; si no es así, ojalá siga leyendo aunque lo más seguro es que no concuerde con nada de lo que aquí escribo.

Pagamos por comer, para cubrir la necesidad fisiológica de alimentarnos; sin ningún problema compramos una botella con agua, para cubrir la necesidad del vital líquido; incluso pagamos por el uso de un baño, para cubrir nuestra necesidad de obrar u orinar; a veces pagamos por un lugar en el cual cubrir nuestra necesidad de sueño; simple, pagamos para cubrir nuestras necesidades fisiológicas.

¿Por qué entonces es tan mal visto pagarle a alguien por una relación sexual?

Nadie se da golpes de pecho o repudia el acto de comprar comida o de pagar por agua purificada. ¿Pero qué tal, cuando el tema es contratar a otra persona para satisfacer esa necesidad sexual? Se argumentará que en los otros casos se presta un servicio o un bien, mas no el cuerpo de un ser humano, pero algo debe quedar claro, en esa transacción el usuario no está obligando a la otra persona, se le está contratando.

Se lincha más al que paga, que al padrote o madrota que, tal ves sí, está obligando a esa persona. ¿Por qué no indignarse más con el gobierno que, tal vez, provocó que esa actividad sea la única que pueda ejercer para mantenerse o incluso también a su familia? ¿Por qué no aceptar la posibilidad de que es su vocación y disfruta de su trabajo?

Hace tiempo pregunté entre mis amistades qué profesión sería la de sus sueños, he aquí los resultados:

1 - Actor/Actriz Porno
2 - Doble de Cine
3 - Estrella de Rock
3 - Instructor de Paracaídas
3 - Acompañante (Prostitución de caché)
6 - Gigoló

Como puede ver, lector, la mayoría de estas actividades, tienen connotaciones sexuales. ¿Hipocresía?

2 comentarios:

ℓιιzιтα ѕтαя! dijo...

jajajaja
recordé el podcast Número 5
de Olallo Rubio! "El Tio Gamboin y La Prostitución" jajaja (muy bueno!)

Además... todo mundo se prostituye!... quizá no sexualmente, también existe la prostitución mental y laboral U___u

Carlosdu dijo...

Pues ya decía aquél viejo Freud, la sexualidad es la base de la cultura, por cierto, reprimida por la moral cristiana.
La cuestión del tabú sexual se acerca al disfrute en el cuerpo del otro. Usar las cavidades ajenas para satisfacer el goce personal. Un acto de poder que se mira con malos ojos a todas luces.